¿Es verdaderamente real todo lo que nos rodea?

 

¿Te has preguntado alguna vez si todo cuanto nos rodea es real? Pues, hay quienes mantienen cierta negatividad ante esta posibilidad. Sin embargo, hay incluso científicos quienes consideran que el universo que creemos conocer no es real del todo.

Muchos cosmólogos, físicos y demás científicos, han planteado la posibilidad de que todos estemos viviendo una realidad simulada, es decir, una enorme simulación computarizada, tal cual como la película de los 90, The Matrix.

Por supuesto que esta idea nos causa resistencia de inmediato, así como hay quienes más bien sienten síntomas de estrés ante tal posibilidad, porque la verdad, la sensación de real es tan profunda que no parece ser una simulación.

Sin embargo valdría la pena considerar los increíbles avances que se han suscitado en el ámbito computacional y el de las tecnologías, en general. Ahora, los juegos poseen un realismo impactante, así como también existen simuladores de realidad virtual, lo cual es suficiente para ponernos a todos a pensar.

Vale preguntarse, ¿cómo es posible establecer una diferencia entre lo real y lo simulado? ¿en cuál realidad estamos viviendo?

¿Qué tal si todo es un experimento, incluso el Universo?

Existen muchos simpatizantes adscritos a esta idea. Por ejemplo, en el año 2016, Elon Musk, empresario del ramo de la tecnología, advirtió de que las posibilidades de estar viviendo en una realidad objetiva eran apenas “una en mil millones”.

De igual forma, el especialista en máquinas inteligentes, perteneciente al Instituto de Tecnología de Massachusetts, en Estados Unidos, Ray Kurzwell, afirmó que: “a lo mejor todo nuestro universo es un experimento de ciencia de un estudiante de secundaria en otro universo”.

Estos eminentes pensadores no consideran que estemos encapsulados en una falsa realidad, sino que tal vez el Universo que nos circunda no sea real en sí.

Alan Guth, el cosmólogo del MIT, ha estimado que el universo tal vez sea un experimento llevado a cabo en un laboratorio, desde el enfoque de un Big Bang artificial ocasionado por alguna inteligencia que nos supere, y al haberse formado, terminó por dar forma a su propio espacio-tiempo.

No obstante, el tomar como real esta teoría nos llevaría a considerar al universo como algo real de manera perfecta, incluso si fue producto de un procedimiento artificial.

Otras hipótesis sostienen que los humanos podríamos ser totalmente simulados, tal como los personajes en los videojuegos. De acuerdo  esta concepción este lugar en el cual vivimos es lo único que poseemos, y la única posibilidad para vivir.

Este tipo de hipótesis tan extraña se sostiene porque el mundo de hecho ya ha sido recread por la realidad virtual, y no sólo cuando se trata de videojuegos, sino también en el ámbito científico, lo cual pondría como una opción la posibilidad de dar vida también a seres virtuales que posean conciencia.

Si el ser humano logra llegar hasta este punto, estaría frente un número ilimitado de simulaciones que sobrepasarían el mundo de lo que conocemos como “real”.

Y ¿qué tal si un humano en otro lugar de lo que concebimos como nuestro Universo, ya lo ha hecho?

Desde la teoría cuántica

Para algunos científicos del mundo de la física, el mundo real es información controlada por una enorme computadora.

La teoría, desde la perspectiva de la cuántica, es planteada con un enfoque de información y computación. Es decir, hay quienes piensan que no todo se trate de matemática pura, sino de información pura, tal como la combinación de ceros y unos, propios de la computadora.

En cuanto a esta postura, el destacado físico John Wheeler ha sugerido que todo cuanto ocurre, incluyendo la interacción de partículas, está referido a la computación.

Según Seth Lloyd, adscrito al Instituto Tecnológico de Massachusetts: “si uno mira las entrañas del Universo -la estructura de la materia en su escala más pequeña- se da cuenta que no son más que bits realizando operaciones digitales locales”.

Esto nos arrastra hasta el punto en el cual, si la realidad es meramente información, entonces más que ser reales, o no, estaríamos siendo también información.

Sin embargo, estas posturas son difíciles de asimilar, o de tomar como verdaderas, especialmente porque la sensación que experimentamos de realidad nos hace pensar que no se trata de nada simulado, ni de ninguna de las hipótesis que se plantean, sino que simplemente todo es como luce, y como lo sentimos. Pero, ¿podría haber algo más allá de lo que nuestra mente comprende?

Edith Gómez: Editora – gananci.com

Artículos relacionados:

 

Estudio médico demuestra que el ejercicio físico reduce riesgo de muerte por cáncer

La noticia ha sido publicada en la página de Hispantv.ir:

La actividad física regular puede reducir el riesgo de muerte en pacientes con cáncer, según una nueva investigación.

Según el estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) sobre más de 1 000 sobrevivientes de cáncer, sugiere mantenerse físicamente activo puede añadir aún más años a su vida.

Los investigadores analizaron los datos de 1 021 hombres con una edad promedio de 71 años, que se rellenaron los cuestionarios acerca de sus actividades físicas en el año 1988, cerca de 6 años después de su diagnóstico de cáncer.

Los hombres respondieron no solo sobre sus actividades deportiva o recreativa, sino sus movimientos en general, tales como caminar y subir escaleras. Estos datos luego de la actividad física se actualizaron en 1993.

Según los resultados, los hombres que quemaron al menos 12 600 calorías cada semana, redujeron el riesgo de muerte en un 48 por ciento durante un período de 15 años en comparación con los que quemaban al menos 2 100 calorías por semana.

La mayoría de los que hacían ejercicio tenían un 49 por ciento menor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares y 38 por ciento menor probabilidad de morir por causas relacionadas con el cáncer.

Los resultados, que se ajustaron por edad, índice de masa corporal (IMC), las variables dietéticas y el hábito de fumar, fueron publicados en la última edición de la Revista de la Actividad Física y Salud.

Lo cierto es que en ocasiones hemos hecho referencia a ello. La práctica deportiva contribuye notablemente a evitar o paliar los efectos del cáncer gracias a dos factores esenciales:
  • Disminución del stress, ansiedad y depresión.
  • Incremento del volumen de oxígeno en sangre

En el primero de los casos, los beneficios de la práctica deportiva, así como la meditación y la relajación, son sobradamente conocidos y todos aquéllos que lo practican con regularidad saben de sus bondades y excepcionales resultados, en especial porque beneficia el incremento de la endorfina que, como ya citamos en el post del día 18 de mayo de 2013 Nuestra morfina interna contra el dolor: La endorfina, sería lo más parecido a un antídoto natural contra el dolor, un neurotransmisor que se produce en la glándula pituitaria, además del hipotálamo; y, por otro lado, a través de la práctica deportiva, también estaríamos favoreciendo el incremento de serotonina, conocida como la “hormona de la felicidad”, la cual juega un papel importante como neurotransmisor, en la inhibición de la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad, y el apetito (ver nuestro post DMT, la molécula espiritual – “La Puerta” de entrada a otras realidades). La página salud.uncomo.com publica un interesante artículo relacionado con la serotonina:

Cómo aumentar la serotonina y combatir la depresión

Cómo aumentar la serotonina y combatir la depresión

Nuestro cerebro funciona de formas complejas pero gracias a los esfuerzos de la ciencia hemos podido comprender algunos procesos que ocurren en él y que son capaces de afectar nuestro estado de ánimo y emociones. La serotonina es un neurotransmisor que se encarga de aspectos importantes vinculados con el sueño, la sexualidad, el apetito y también con el humor, en bajas cantidades puede producir tristeza severa, por eso en unComo.com te damos algunas claves para aumentar la serotonina y combatir la depresión de forma natural

Instrucciones

El chocolate, de preferencia negro por su bajo contenido de grasa, estimula la producción de serotonina y endorfinas que mejoran nuestro estado de ánimo, por ello se le conoce como el antidepresivo natural
Aquellas actividades que favorezcan la respiración como es el caso del yoga o la natación consiguen tener potentes efectos en nuestro cerebro favoreciendo también el aumento en los niveles de serotonina una vez que aprendemos a respirar mejor, tómalo en cuenta y aprovecha los muchos beneficios de estos ejercicios
Cualquier tipo de ejercicio, en especial los aeróbicos o cardiovasculares que demandan algo de esfuerzo no solo benefician nuestra apariencia física sino también nuestra mente y alma, haciéndonos sentir mucho mejor y ayudándonos a combatir la depresión debido al aumento de la serotonina
Aumenta la ingesta de alimentos ricos en omega 3 como el salmón, las sardinas, la trucha y los frutos secos, estos favorecen de muchas maneras a tu cerebro pero además estimulan la producción de este neurotransmisor
Todas aquellas actividades placenteras como compartir con la familia, los amigos y los seres queridos, recibir un masaje relajante, tener relaciones sexuales etc., influyen en el aumento de la serotonina por eso no las dejes de lado y además de disfrutar y divertirte aprovecha sus beneficios sobre tu cerebro y estado de ánimo
Si deseas leer más artículos parecidos a cómo aumentar la serotonina y combatir la depresión, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Hormonas.
En el segundo caso, si la práctica deportiva es realizada en zonas arboladas -parques o campo a través-, y en cotas bajas o próximas al nivel del mar, la aportación adicional de oxígeno proporcionada por la vegetación supondría un freno a la aparición o desarrollo de cualquier cáncer, ya que éste precisa de un medio donde la presencia del oxígeno sea escasa o pobre, lo que podríamos definir como un estado de “hipoxia“, y si es extrema la falta de oxígeno, “anoxia“.  La hipoxia, es un fenómeno conocido comúnmente por el “mal de montaña”.  Como se sabe, a mayor altitud menor es la presencia de oxígeno, de modo que este ambiente no es apto para personas con una necesidad elevada de aportación de oxígeno.

La práctica deportiva, por consiguiente, oxigena y nutre las células del cuerpo, al mismo tiempo que nos produce un bienestar y quietud muy positivos -sobra decir que una de las peores síntomas del cáncer es la depresión y la sensación de angustia e impotencia-, especialmente para aquéllas personas que ya hayan contraído cáncer o quieran evitar su desarrollo, e incluso su curación, combinando la práctica deportiva con una adecuada dieta alcalina (ver Consejos para una dieta alcalina – Doctores Carlos Carrer y Norberto F. Feldman).

 Resumiendo, y no nos cansaremos de decirlo, una vida saludable, con hábitos y dieta alimenticia alcalina es el mejor medicamento que se pueda tomar.

Universidad Complutense de Madrid: Las células del cáncer mueren tras ser expuestas al tetrahidrocannabinol (THC)

Cada vez son más los estudios que demuestran las propiedades anticancerígenas del tetrahidrocannabinol (THC), de los cuáles ya hemos publicado anteriormente algunos casos en nuestro apartado de salud.

800px-Delta-9-tetrahydrocannabinol-from-tosylate-xtal-3D-balls

El que le citamos es el caso del estudio realizado por la biólogo Cristina Sánchez de la Universidad Complutense de Madrid, publicado en la página r-evolucion.es:

Universidad Complutense de Madrid: Las células del cáncer mueren tras ser expuestas al tetrahidrocannabinol (THC)

Una vez más, esta milenaria y sacra yerba es protagonista de un descubrimiento científico que puede mejorar notablemente la salud de los pacientes que padecen cáncer. ¿Qué pensarán las futuras generaciones al saber que la marihuana estuvo legalmente prohibida por muchos años a sabiendas de que posee efectos cuasi mágicos en la mente y en el cuerpo humano?

Cristina Sánchez, una joven bióloga de la Universidad Complutense de Madrid, realizó un hallazgo que la dejó atónita. Los cannabionoides de la marihuana inhiben el desarrollo del cáncer, lo que se traduce en un tratamiento alternativo no agresivo (y eficaz) para el enfermo.

La científica española estudiaba el metabolismo celular cuando fue sorprendida por algo notablemente particular: las células cancerígenas morían tras ser expuestas al tetrahidrocannabinol (THC), ingrediente activo de la marihuana.

Después de su hallazgo, Cristina hizo un comparativo con estudios previos que indicaron que los cannabionoides también poseen efectos analgésicos, supresores de las náuseas, el dolor, la fatiga y la pérdida de apetito, y ahora se le suma otra cualidad a favor de los pacientes con esta enfermedad.

Por la misma fecha, científicos de la Universidad de Harvard informaron que el THC reduce el crecimiento tumoral en el cáncer de pulmón convencional y, además, impide la propagación de células dañinas.

A modo de ejemplo, los científicos explicaron que el THC es una especie de misil que busca las células tumorales para eliminarlas, dejando al resto completamente sanas.

A diferencia de los fármacos convencionales y la quimioterapia, que se caracterizan por sus potenciales daños físicos y cerebrales, el uso de la marihuana abre un umbral hacia una mejor vida para las personas que padecen esta enfermedad.

Fuente: r-evolucion.es