La demolición controlada de las Torres Gemelas

Un nuevo artículo publicado hoy por Hispan TV ofrece información clara y directa sobre el atentado de Las Torres Gemelas, Nueva York, y el Pentágono, en Virginia.

http://www.hispantv.com/noticias/opinion/287853/atentados-11-septiembre-torres-gemelas

Pero aunque esta información se está haciendo más evidente debido al 15º aniversario y a las pruebas científicas y forenses del magnicidio, con anterioridad ya hubo quién hablaba sobre la posible demolición controlada de las Torres Gemelas y, muy especialmente, el WTC7, edificio que nunca fue afectado por colisión directa de ningún avión. Es el caso de Dimitri Khalezov, antiguo oficial del Ministerio de Defensa de la Unión Soviética, experto en Inteligencia Nuclear, quién explicaba con amplios detalles cómo se produjeron los hechos según su experiencia:

Subtítulos en español haciendo click en el icono de subtítulos.

En una entrevista más reciente, Daniel Stulin, famoso escritor y presentador,  autor, entre otros, del famoso libro El Club Bilderberg, entrevista también a Dimitri Khalezov:

 

11/9: Inverosimilitud de la teoría oficial

La cuenta oficial de la destrucción de las torres gemelas fue producido por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) y puesto en libertad en septiembre de 2005. Por desgracia, el informe del NIST sólo proporcionó una hipótesis de los acontecimientos que conducen a la iniciación de los colapsos, o la “secuencia de iniciación de colapso”. NIST no trató de explicar cómo una vez que los colapsos iniciaron, las secciones superiores de estos rascacielos de 110 pisos seguirán cayendo hacia abajo a través del camino de mayor resistencia. En su lugar, el NIST se limitó a afirmar que una vez que se desestabilizó cada edificio, “colapso global se produjo.” Sin embargo, podemos examinar las características generales de la secuencia de inicio de colapso del NIST para ambas torres gemelas para ver si es compatible con los hechos conocidos, o es al menos uno mismo -consistente.

Los siete pasos de la secuencia de iniciación de colapso del NIST que son comunes a ambas torres gemelas son las siguientes: 1

1. Un número de columnas se rompieron por impacto aviones
2. Las cargas fueron redistribuidos a las columnas restantes
3. ignifugación fue “ampliamente desalojado”
4. Las columnas y los montajes de piso se ablandaron por las altas temperaturas
5. Los montajes de piso ablandados comenzaron a ceder
6. pisos caídos sacaron las columnas exteriores hacia el interior, provocando columnas de la hebilla
7. La inestabilidad extendido por todo el exterior del edificio

Los dos primeros pasos de esta secuencia no son sorprendentes. Con respecto al primer paso, podemos aceptar que aproximadamente el 15% de las columnas se cortaron en cada edificio por el impacto de los aviones. Esto es bastante bajo en comparación con las reclamaciones de diseño originales reportados a mediados de la década de 1960 por la revista Engineering News-Record que indican que las torres podrían perder más del 25% de sus columnas sin tener ningún problema. En cuanto a la segunda etapa, el NIST dice que las cargas en realidad disminuyó en algunas columnas y aumentaron ligeramente para otros. Una vez más, no hay ningún problema en este caso teniendo en cuenta las reivindicaciones de diseño similares que las columnas exteriores podrían resistir 2.000% de incremento en la carga viva. 2

Con el paso tres llegamos al núcleo del argumento de la iniciación colapso del NIST. El informe afirma que “Las torres del WTC probablemente no habrían colapsado bajo los efectos combinados de los daños por impacto de las aeronaves y los fuegos extensa, de varios pisos si el aislamiento térmico no había sido ampliamente desalojado o si había sido sólo mínimamente desalojado por el impacto de los aviones.” Teniendo en cuenta NIST que depende en gran medida en el concepto de pérdida extensa protección contra el fuego, se podría pensar que habría pasado una gran parte de su tiempo a investigar este efecto y la comunicación de los datos. Ese no fue el caso, sin embargo.

única prueba del NIST para la pérdida de protección contra el fuego, no incluido en los proyectos de informe, involucrado disparar a un total de quince rondas de una escopeta a muestras no representativas en una caja de madera contrachapada. planchas de acero planas se utilizan en lugar de las muestras de la columna y no hay muestras de suelo de la cubierta se pusieron a prueba en absoluto. Después de las críticas a la falta de pruebas que se mencionan en el proyecto de informe, el NIST inserta los resultados en una de 12 páginas apéndice del informe final. 3

Estas pruebas de escopeta en realidad refutaron las conclusiones del NIST. Una de las razones es que no hay evidencia de que un Boeing 767 podría transformar en cualquier número de disparos de escopeta. serían necesarios casi 100.000 explosiones basado en estimaciones de los daños propios del NIST, y éstos tendrían que ser dirigido de una manera muy simétrica para despojar a las columnas y los pisos de todos los lados. Es mucho más probable que los restos avión era una distribución de tamaños de muy grandes trozos a unos más pequeños, y que fue dirigida asimétricamente a lo largo de la trayectoria del avión de impacto. Por otra parte, no hay ninguna indicación de que la ignifugación podría haber sido despojado de debajo del revestimiento de aluminio en las columnas exteriores, pero en los pasos posteriores de su explicación, NIST depende de esto.

pruebas de escopeta del NIST indicaron que se necesitaba 1 MJ de energía por metro cuadrado de superficie para cortar la protección contra el fuego apagado. Para las superficies en cuestión-las más de 6.000 metros cuadrados de la columna, cubierta de suelo y superficie del suelo vigueta de energía extra necesaria sería varias veces más que toda la cantidad de energía cinética disponible para empezar. 4

Los problemas con la explicación del NIST continúan en el paso cuatro, donde se dice que las altas temperaturas haber suavizado las columnas y pisos. NIST hizo pruebas para esto también, pero luego abandonó los resultados. La primera prueba, que examinó deformación pintura en muestras de acero elegidos específicamente de las zonas de fuego, mostró que menos del 2% de las muestras había visto temperaturas por encima de 250 ° C. Y de que en el menos de 2% que hizo, ninguna de las temperaturas excede 600 ° C. El problema era obvio que el acero no se ablanda ni pierde fuerza significativa a las bajas temperaturas que se indican, sin embargo, la historia de NIST depende del ablandamiento o debilitamiento de grandes cantidades de acero estructural.

pruebas de resistencia al fuego de los componentes de acero utilizados en las torres gemelas fueron realizadas por Underwriters Laboratories (UL), en el momento de la construcción, y los resultados verifican la conformidad con los requisitos del código de la ciudad de Nueva York para varias horas de resistencia al fuego a las temperaturas que se esperan de un incendio en el edificio. 5 en 9/11, de acuerdo con el NIST, los incendios en las zonas de falla en realidad no dura mucho tiempo. Estimaciones del NIST indican que los incendios en las zonas de falla de las torres duraron sólo unos 45 minutos en cada caso, mucho menos que los 3 o 4 horas de resistencia al fuego requerido por el código de Nueva York. 6

En cuanto a la etapa cinco, UL realizó pruebas adicionales como parte de la investigación del NIST con el fin de establecer la resistencia al fuego de los modelos de los montajes de piso del World Trade Center. Los resultados fueron que los modelos de montaje piso no sólo no colapsaron, lo que invalida la larga “Teoría de la crepe,” pero los suelos alrededor de 3 pulgadas, a pesar de casi no sólo se hundieron-el uso de la doble carga de la planta conocida y dos horas de exposición al fuego. 7 NIST luego añadió esta de 3 pulgadas de resultado el hundimiento de su modelo de ordenador, y por medio de una transformación desconocida, de repente se convirtió en 42 pulgadas de flacidez extrema. 8 esto parece haber sido una falsificación directa de los resultados de las pruebas.

Paso seis dice que los pisos caídos sacaron columnas exteriores hacia el interior. Para apoyar esto, el NIST evaluó nueve escenarios diferentes dentro de su modelo de ordenador, con sólo uno de los que producen ninguna inclinación hacia el interior. Para ello, el NIST tuvo que tomar un ordenador maqueta de un niño de 9 pisos de alto por 9 de ancho Columna de sección de la pared de acero y llevar a cabo manipulaciones que no tenían ninguna relevancia a los acontecimientos en el World Trade Center. NIST retira el acero virtual desde su red de apoyo de “desconexión” de la mayoría de las armaduras del piso, se quitó toda la protección contra el fuego, lo expuso a dos veces el tiempo de fuego conocida (es decir, 90 minutos) y, a continuación, aplica una artificial de 5.000 a 6.000 libras . de carga lateral a las columnas conseguir cualquier fuerza centrípeta. 9 es difícil entender cómo una fuerza de tracción hacia el interior se podría aplicar a las columnas que se han desconectado de las plantas, ya que son las plantas que se supone que han aplicado la fuerza hacia el interior en las columnas.

etapa de iniciación colapso final del NIST afirma que, después de todas estas manipulaciones no científicos, “la inestabilidad propagación” alrededor de todo el edificio. Dado que los edificios cayeron de manera uniforme en sus huellas, y también lo hizo en aproximadamente 10 segundos, había muy poco tiempo para la inestabilidad propagación. Lo que sí sabemos la inestabilidad real extendido horizontalmente de una manera muy rápida, del orden de medio segundo. Para que se han originado a partir de un punto, naturalmente, la inestabilidad habría tenido que pasar casi dos veces la velocidad del sonido. Esto es, por supuesto, no es realista.

Después de proporcionar una secuencia de iniciación colapso falsa, NIST nos dejó a reflexionar sobre la idea de que el “colapso global se produjo.” Con esta declaración, el NIST evitarse análisis de la dinámica de colapso reales. Nos queda preguntarnos si evitan el análisis de las secuencias reales de colapso porque sabían que los fenómenos observados violan todo lo que sabemos acerca de la física y el rendimiento de los rascacielos de acero, a menos que se permite el uso de explosivos para su consideración.

Fuente original: http://rethink911.org/evidence/twin-towers/implausibility-of-the-official-theory-twin-towers/#pagecontent

 

Hillary Clinton sufre un posible desmayo

 

Durante la conmemoración en Nueva York del 15º aniversario de los atentados el 11 de septiembre, Hillary Clinton ha sufrido un aparente desmayo el cual ha sido recogido en video.

Su portavoz de campaña, Nick Merrill, comentó que se trataba de un “golpe de calor”, algo que da mucho que pensar tras las numerosas publicaciones en la red sobre su estado de salud, posiblemente relacionado con problemas cardiovasculares, según publicaba el 6 de septiembre la enigmática Sorcha Faal.

11-S, una farsa que ya no se sustenta

A continuación reproducimos íntegramente el artículo aparecido en Hispan TV acerca de unos de los mayores actos de engaño y manipulación contra la humanidad: La gran mentira sobre los atentados del 11 S que condujeron al gobierno de EE.UU. a justificar sus acciones bélicas posteriores contra países que nada tuvieron que ver con este magnicidio.

11-S; una farsa que ya no se sustenta: Los Al Saud deben responder

Publicada: domingo, 11 de septiembre de 2016 9:42
A 15 años de los atentados del 11-S, donde murieron 3 mil personas en las Torres Gemelas y el Pentágono, ha comenzado a develarse la real implicancia de Arabia Saudí en estos hechos.

Hasta ahora la versión de las administraciones estadounidenses, desde el año 2001 a la fecha, tanto con George W. Bush como las de Barack Obama ha sido el de descartar la participación de la Monarquía Wahabita en el financiamiento y apoyo al grupo de terroristas que ejecutaron los atentados del 11 de septiembre. Esto, a pesar de todas las líneas investigativas y pruebas que mostraban que la Casa al Saud está involucrada. ¿Por qué negarse a investigar a fondo, denunciar y sancionar a aquel país que aparece como cómplice en la muerte de miles de sus ciudadanos? La “Pista Interior” en el seno de los gobiernos estadounidenses, que permitiría hilar la madeja, que reúne al establishment político y empresarial norteamericano con el complejo militar-industrial y una clase política, capaz de todo con tal de no ver afectados sus intereses nacionales e internacionales, ha comenzado a salir a la superficie y su negación ya resulta imposible.

Alea Jacta Est: “Los dados Están Echados”

El seguir negando lo que congresistas como Bob Graham o la candidata Presidencial por el Partido Verde, Jill Stein han exigido investigar – con relación a unainvestigación del Congreso estadounidense y 28 páginas que estuvieron  bajo absoluto secreto desde el año 2202 a la fecha, suscitó interrogantes sobre la relación entre Arabia Saudí y Estados Unidos, al revelar hechos “respecto a que los autores del atentado del 2001, durante su estancia en estados Unidos estuvieron en contacto, recibieron apoyo o asistencia de personas relacionadas con el gobierno de Riad” haciendo referencia a que de los 19 involucrados en estos hechos,  quince de ellos eran de origen saudí e incluso el único preso por la causa del 11 de septiembre del 2001 Zacarías Moussauoi, de origen saudí – y extrañamente detenido un mes antes de los atentados y vinculado con posterioridad –  ha señalado a su abogado defensor que dos príncipes sauditas fueron los financistas de los atentados.

Para la Sra. Stein el sacar a la luz todo lo que se sabe “permitirá no seguir estafando a la nación. Bajo nuestra administración – señala Stein – una nueva comisión tendría acceso a las considerables investigaciones independientes que han surgido en los últimos quince años. Queremos crear una Comisión independiente, no una dominada por miembros con interés en proteger la reputación y la carrera de la comunidad diplomática y de inteligencia”. Las declaraciones de la Sra. Stein se unen a las de políticos como las del Senador Bob Graham quien, como miembro de la Comisión Investigadora del Senado sobre los atentados señaló que “el documento que desclasifica 30 nombres de saudíes involucrados en los atentados – denominado archivo 17 – ofrece pistas que podrían renovar los llamados de legisladores para aprobar una ley que permita a los miembros de las familias de las víctimas demandar al Gobierno de Arabia Saudí por tener vínculos con esos atentados”. El Informe Final  de esta Comisión señala que no se excluía la participación de entidades benéficas, vinculadas con el gobierno saudí, desviaran fondos para la agrupación terrorista Al Qaeda.

Si bien es cierto la investigación está abierta a que los miembros del Congreso revisen la información, está prohibido que estén acompañados o saquen notas o fotografías. Esta confidencialidad, según el ex congresista republicano Porter Goss se debe “a las estrechas relaciones del ex mandatario George W. Bush con los saudíes”. Relaciones, no sólo políticas, sino también económicas y empresariales, incluso con miembros de la familia Bin Laden, que incluían a personajes como el ex Secretario de Defensa Donald Rumsfeld y el ex vicepresidente Dick Cheney. Negocios multimillonarios que involucran a empresas como Carlyle Group – donde aparecen nombres que han estado vinculados a Bush padre e hijo, Militares del pentágono y Congresistas – y The Bin Laden Group que hicieorn millonarios contratos tras la Guerra del Golfo del año 1991 y han participado con empresas filiales en la “reconstrucción” de Kuwait, Irak y la propia Afganistán.

Claramente, se requiere indagar por aquellos que estén alejados de los circuitos de poder y de complicidad. Dar a conocer lo que se investiga, pues si esto no es así se avala la tesis que estamos ante un encubrimiento de la actividad criminal de un país aliado de Washington, en común unión con políticos, militares y empresarios estadounidenses. En función de intereses  que suelen denominarse de “seguridad nacional” y que con toda racionalidad podemos pensar que los atentados del 11 de septiembre del año 2001 fueron actos de bandera falsa, una gran impostura como lo sostiene el analista Thierry Meyssan en un libro publicado a pocos meses de los atentados del 11 de septiembre.  Un atentado destinado a servir de base para desencadenar una guerra de alcance global y que explicaría las acciones desatadas por el ex presidente George W. Bush a partir de octubre del año 2001, primero contra Afganistán, luego contra Irak en el marco de la “Guerra Contra el Terror” que ha resultado ser una farsa monumental y las guerras de agresión contra Libia, Siria y la política de presión contra Irán y Rusia.

Para el ex piloto de la CIA y de la DEA, Phillip Marshall quien escribió un par de libros sobre los hechos del 11 de septiembre del 2001, uno de ellos “El Gran Engaño” sostiene la teoría que dichos atentados fueron actos deliberados destinados a justificar una política de guerra preventiva contra Irak, pero teniendo como objetivo posterior a Siria e Irán. Marshall aseguró que “los 3 mil muertos en Nueva York sirvieron de excusa para provocar los cambios que han ocurrido desde el 11 de septiembre. Era necesario un ataque estilo Pearl Harbor en Estados Unidos”. Este ex piloto de agencias de gobierno estadounidense fue encontrado, en febrero del año 2013 muerto, junto a su mujer y sus dos hijas adolescentes. Las autoridades calificaron estas muertes como suicidio.

A la par de recibir los beneficios de la explotación del petróleo saudí, Estados Unidos ha permitido a Riad tejer una red de ampliación de su doctrina religiosa a través de escuela coránicas – madrasas – en una expansión del wahabismo haciendo fluir generosamente los dineros provenientes del petróleo, no importando si esa decisión de expansionismo político-religioso creaba criaturas como Al Qaeda y el Actual Estado Islámico de Irak y el Levante – Daesh en Árabe – y con ello toda una ramificación de actividades terroristas, incluso en suelo estadounidense. Ha podido más el dinero de las ventas de armas del complejo militar industrial estadounidense a Riad, que sólo bajo las administraciones de Barack Obama han significado acuerdos de ventas por 115 mil millones de dólares. No afectar los activos saudíes en bancos norteamericanos, que superan los 800.000 millones de dólares y que la Monarquía Wahabita amenazó con retirar si la investigación que los compromete, respecto a los atentados del 11 de septiembre, continuaba.

Tiene más valor los intereses geopolíticos que Washington y sus aliados occidentales manejan en Oriente Medio junto a la Casa al Saud, devenida en Gendarme de esos intereses y a su vez en activa agresora de los pueblos como Yemen, Bahréin, Siria e Irak. Las reservas de petróleo y los jugosos contratos que empresas estadounidenses e inglesas tienen con la compañía Aramco Service Company. Todo ello, para Washington tiene mayor valor que la muerte de sus ciudadanos, si el objetivo es la sobrevivencia de un sistema político, económico y de dominio que incluso requiere de estos mecanismos, para pretender seguir en su papel de potencia hegemónica.

El hedor ya no se Puede Ocultar

Los temores saudíes respecto a que la investigación que los compromete hará saltar por los aires el encubrimiento que hasta ahora se mantiene con el aval de los gobiernos estadounidenses, se está haciendo realidad. Efectivamente, el Congreso estadounidense aprobó este viernes 9 de septiembre, una legislación, la llamada Ley de Justicia Contra Los Patrocinadores del terrorismo  – JASTA por sus siglas en inglés – acción que permitirá a las familias de los fallecidos en los atentados de septiembre del año 2001 demandar a Arabia Saudita, visto que 15 de los 19 involucrados eran de origen saudí, lo que alcanzaría también a miembros de la casa real wahabita, como cómplices de estos crímenes. Para el congresista republicano Peter King el aprobar esta ley “representa un hecho relevante, un gran día para Estados Unidos y los familiares de las víctimas”. Si bien este paso adquiere enorme relevancia lo más probable es que Obama vete la aprobación de esta ley, tal como se comprometió con la Monarquía Wahabita. Si esto es así se generará un proceso de pugna entre el ejecutivo y el Congreso que seguirá tensionando la relación entre Washington y Riad.

Recordemos que Barack Obama, en el mes de abril del año 2016, cuando las noticias e informes sobre la participación de Arabia Saudita en los atentados del 11 de septiembre arreciaban, viajó a Arabia Saudí, para reafirmar su compromiso con el régimen wahabí, en varios aspectos. Entre ellos, tranquilizar a la Casa Al Saud., tal como ha sido prometido en su oportunidad a la entidad sionista, que Estados Unidos seguirá apoyando a Riad en el plano político, diplomático y militar en su pugna contra la creciente influencia de la República Islámica de Irán, considerada por ambos gobiernos como un enemigo de temer.

Igualmente, Obama se comprometió – en lo que quedaba de su mandato – a no dejar avanzar la posibilidad que el Congreso estadounidense apruebe una investigación que responsabilice a las autoridades saudíes de los atentados del 11 de septiembre del año 2011 en tierras norteamericanas, Prima, en esta promesa de Obama, el hecho que la Monarquía saudí señaló que si esa decisión se concretaba retiraría sus fondos de inversión en bancos Estadounidenses, convertidos en los nuevos paraísos fiscales tras el estallido mediático de los Panamá Papers, lo que generó la alarma del establishment político, empresarial y financiero de ese país. Un antiguo aforismo consigna “no se puede ocultar el sol con un dedo” y menos aún, por más productos que camuflen un olor nauseabundo, se puede ocultar la estrecha alianza entre los servicios de inteligencia de Estado Unidos y Arabia Saudita, sus gobiernos y clase política. Una alianza tejida en 71 años de relaciones, donde Estados Unidos, devenido en padre putativo de la Casa al Saud ha engendrado un monstruo que no tiene control, donde la propia concepción de dominio wahabita lleva en su seno la consolidación de una doctrina basada en el terror.

No es extraño entonces que la relación incestuosa entre Washington y Riad tenga ramificaciones, que derivan en la creación de grupos como Al Qaeda, cuyo origen se  encuentra en la decisión de Washington de combatir a la ex Unión Soviética en Afganistán, en el campo de la que se denominaba Guerra Fría. Luego, en la consolidación del Nuevo Orden Mundial, donde la hegemonía estadounidense se asienta para, posteriormente, comenzar el desarrollo, financiamiento y apoyo militar para crear grupos como Daesh, Frente al Nusra, Boko Haram, Fath al Sham que han servido para desarrollar la estrategia del leading from behind estadounidense. Ello,  con el proyecto de balcanizar y fragmentar naciones en pos de objetivos políticos, económicos y militares, entre Washington, sus socios occidentales y la triada conformada por Ankara- Tel Aviv y Riad.

Los propios documentos estadounidenses revelan la estrecha conexión entre el terrorismo y la Casa al Saud. Un despacho estadounidense – el denominado documento nº 242073 – enviado por la Secretaria de Estado dirigido, en ese entonces por Hillary Clinton, a sus Embajadas de Riad, Abu Dhabi, Doha, Kuwait e Islamabad, el año 2010, y dado a conocer, junto a otros 1.100 cables, por diverso medios de comunicación en el mundo, confirmó lo que era un secreto a voces y que sustenta la acusación contra la Casa al Saud como principales financistas del terror takfirí en el Magreb, Medio Oriente y Asia Central: “los donantes de Arabia Saudita constituyen la fuente más significativa de financiación de los grupos terroristas suníes en todo el mundo…aunque Arabia saudita se toma muy en serio la amenaza del terrorismo interno, ha sido un continuo reto convencer a los funcionarios de ese país, para que aborden el financiamiento terrorista que emana de Arabia Saudita como prioridad estratégica. Este país continúa siendo una base de apoyo crítico para Al Qaeda, Los talibán, Lashkar e Tayba y otros grupos terroristas, que probablemente recaudan millones de dólares anualmente de fuentes saudíes, a menudo durante el hach y ramadán”. Situación que se conocía y que se sustentaba en los informes del año 2001 tras los atentados en Washington y Nueva York.

A 15 años de los atentados del 11 de septiembre, la verdad sale a la luz, ya no se puede ocultar. Se desentraña la relación criminal entre Washington y Riad, devenido en el principal impulsor del terrorismo a nivel global. Queda al descubierto que el derribo de las Torres Gemelas, el ataque – que aún genera interrogantes respecto a su ejecución –  contra el Pentágono – y la caída, derribo o acto heroico de uno de los aviones secuestrados – el llamado Vuelo 93 – son hechos que permanecen en una nebulosa difícil de despejar pues involucran a los gobiernos de Washington y Riad.

Dan cuenta de relaciones que explican no sólo una férrea alianza política y militar, sino también la complicidad en guerras de agresión, la desestabilización del Magreb, de Oriente Medio y Asia Central, el cerco contra la República Islámica de Irán y la Federación Rusa y, sobre todo, la complicidad en operaciones que involucran a ciudadanos estadounidenses. Mientras ello no se aclare, mientras no aflore la verdad, seguirá rondando en el aire la responsabilidad de los gobiernos de Estado Unidos y la Monarquía wahabita en la muerte de 3 mil persona un 11 de septiembre del año 2001. Quince años de una historia truculenta, que aún tiene mucho que decirnos y donde a la par de Estados Unidos, la Casa al Saud debe responder y la ciudadanos estadounidenses exigir la verdad frente a una farsa, que ya no se sustenta.

Fuente: http://www.hispantv.com/noticias/opinion/287653/atentados-11-septiembre-papel-arabia-saudi

 

Ver también:

En esta otra noticia, Hispan TV se hace eco de la información publicada el viernes por Newsweek:

Cinco mil personas desarrollaron cáncer por ataques del 11-S
Y también puede ver nuestro artículo Académico de EE.UU. afirma que las Torres gemelas fueron derribadas con artefacto nuclear

La cámara de los representantes de EE.UU. aprueba la ley que permite demandar a Arabia Saudita por el 11-S

Importante avance en la clarificación de los hechos que condujeron al mayor atentado de la historia de EE.UU. y que llevó al país americano a una “justificada” guerra contra los supuestos países patrocinadores del terrorismo.

La pregunta que nos hacemos es: ¿llegará el día en que EE.UU. sea capaz de juzgarse así mismo o aquéllos que permitieron que semejante maquiavélico acto tuviera lugar?

La noticia al completo puede verse aquí.

 

Académico de EE.UU. afirma que las Torres gemelas fueron derribadas con artefacto nuclear

La noticia, publicada en Hispan TV, vendría a corroborar lo que, tras los atentados del 11S, muchos pensamos,… que el colapso de las mismas se debió a una detonación, ya que es literalmente imposible que un edificio de las dimensiones de las Torres Gemelas, edificios que originalmente fueron construidos para poder soportar incluso el impacto de aviones, se derrumbasen en tan sólo 11 segundos,  como lo hizo la torre WTC1, y en 9 segundos, la WTC2.

Es decir, que las Torres Gemelas, como explicaba Alejandro Nadal en el artículo de redvoltaire.net del 13 de septiembre de 2006, colapsaron a una velocidad cercana a la caída libre, en gran parte porque la estructura del edificio y las vigas que debían soportar su carga no lo hicieron. Algo absolutamente impensable teniendo en cuenta los trabajos de ingeniería, materiales empleados y diseño de su construcción. Si los pisos inferiores hubieran ido absorbiendo la energía de las plantas superiores, el tiempo de colapso habría sido superior a los 15 segundos, según la Ley de Conservación de la Energía.

Por si esto fuera poco, el edificio 7 o WTC7, que no recibió el impacto de ningún supuesto avión, también colapsó en 11 segundos.

Pero, veamos el artículo de Hispan TV que recoge las impresiones de James Fetzer, académico de la Universidad de Minnesota, EE.UU., en una entrevista concedida a Press TV.:

El elevado número de afectados por los ataques del 11-S en EE.UU., muestra que las Torres Gemelas fueron destruidas por un dispositivo nuclear, opina un analista.

Así ha asegurado este miércoles un académico de la Universidad de Minnesota de EE.UU., James Fetzer, en una entrevista concedida a la cadena Press TV, después de que un nuevo informe muestra que al menos 400.000 personas han sido diagnosticadas con varios problemas de salud provocados por la combustión de materiales tóxicos en los atentados terroristas en el año 2001.

De acuerdo con este informe, emitido esta misma jornada por la revista Newsweek, un total de 5441 de las 75.000 personas inscritas en el los Centros para el Control de Enfermedades y el Programa de Salud del Centro Mundial de Comercio (WTC, en inglés), han sido diagnosticadas con cánceres ligados a los ataques del 11-S.

Las indicaciones “incluyen que los edificios estaban soplando aparte en todas las direcciones, y que estaban siendo convertidos en millones de yardas cúbicas de polvo muy fino, otro rasgo de la firma de un evento nuclear”, ha asegurado el analista, James Fetzer.

“Tenemos evidencias de que una significativa población —con algunas estimaciones hasta unos 700.000 personas— ha sido afectados por enfermedades médicas asociadas con la exposición a la radiación ionizante”, ha explicado Fetzer.

El académico llegó a afirmar que el ataque fue de hecho una demolición controlada usando “mini o micro armas nucleares” para destruir completamente las Torres Gemelas.

Otras indicaciones “incluyen que los edificios estaban soplando aparte en todas las direcciones, y que estaban siendo convertidos en millones de yardas cúbicas de polvo muy fino, otro rasgo de la firma de un evento nuclear”, ha agregado el analista.

Para apoyar su teoría, el analista ha puesto en relieve que debido a la altura de las torres, debería hacerse grandes pilas de escombros, pero “en realidad estaban destruidos o incluso por debajo del nivel del suelo.”

Según distintos reportes, las personas que asistían en las tareas de rescate ahora padecen varios tipos de cáncer, entre ellos,  pulmonar, pancreático, de tiroides, leucemia y mieloma múltiple causados por los incendios.

Un miembro de los grupos de rescate entre los escombros provocados por los atentados de 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.

 

El 11 de septiembre de 2001 un grupo de terroristas logró hacerse con el control de varios aviones y los lanzaron contra las Torres Gemelas de Nueva York y el edificio del Pentágono. El cuarto aparato se estrelló en el estado de Pensilvania. Los atentados se saldaron con alrededor de 3000 muertos.

Fuente:

http://www.hispantv.com/noticias/ee-uu/287331/bomba-nuclear-destruyeron-torres-gemelas-11-septiembre

«De ser cierta la tesis oficial, el colapso de los tres edificios del WTC el 11 de septiembre constituye el primer caso en la historia de la ingeniería, de derrumbes de construcciones con estructuras de acero causados por incendios.»

Alejandro Nadal

11/S: epílogo en el Pentágono
World Trade Center: en caída libre
World Trade Center: pulverización y explosivos

 

 

Ex piloto de la CIA jura que ningún avión chocó contra las Torres Gemelas

2nd_crash_analysis

Aunque el Movimiento Verdad 11/9 inicialmente rechazó la teoría de ‘no-aviones’ como muy extraña, luego del análisis científico y racional, se ha convertido en una explicación ampliamente aceptada de las pruebas recogidas.

Un ex piloto de la CIA ha jurado en un acta que ningún avión chocó en las Torres Gemelas ya que habría sido físicamente imposible.

John Lear, hijo de Bill Lear, inventor del Learjet, ha dado su prueba pericial de que habría sido físicamente imposible para un Boeing 767, como los vuelos AA11 y UAL175 de haber impactado las Torres Gemelas el 11 de septiembre, particularmente cuando son volados por pilotos inexpertos:

“Ningún Boeing 767 de pasajeros impactó las Torres Gemelas como alegó fraudulentamente el gobierno, los medios de comunicación, el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) y sus contratistas”, declaró Lear en el acta.

‘Tales choques no ocurrieron debido a que son físicamente imposibles tal como se representa, por las siguientes razones: en el caso del vuelo UAL175 yendo a la torre sur, un verdadero Boeing 767 habría comenzado a ‘plegarse’ cuando la nariz golpeó las columnas de acero de 14 pulgadas, que son de 39 pulgadas en el centro’.

‘La cola vertical y horizontal se habrían separado instantáneamente del avión, golpeado las columnas de acero y caídas al suelo’.

John Lear

‘Los motores cuando impactaron las columnas de acero habrían mantenido su forma general y, se hubiesen caído al suelo o se habrían recuperado en los escombros del edificio derrumbado’.

‘Ningún Boeing 767 podría obtener una velocidad de 540 millas por hora a 1000 pies sobre el nivel del mar con ‘resistencia parásita doble con velocidad’ y ‘cubos de energía parasitaria’ con velocidad, arguyó’.

‘Los restos del colapso deberían contener secciones masivas del Boeing 767 incluyendo 3 núcleos de motores que pesan aproximadamente 9.000 libras cada pieza las cuales no podrían ser ocultadas. Todavía no hay evidencia de algunos de estos componentes estructurales masivos de cualquiera de los 767 en el World Trade Center. Tal desaparición completa de los 767 es imposible’.

El acta jurada, con fecha 28 de enero 2014, es parte de una demanda judicial ejercida por Morgan Reynolds en el Tribunal Distrital de Estados Unidos, Distrito Sur, Nueva York.

En marzo 2007, Reynolds, ex jefe de economía bajo el gobierno de George W. Bush, presentó una Solicitud para Corrección con el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Estados Unidos citando su opinión de que verdaderos aviones comerciales (Boeings) no se estrellaron en las torres del World Trade Center.

Aunque el Movimiento Verdad 11/9 inicialmente rechazó la teoría de ‘no-aviones’ como muy extraña, luego del análisis científico y racional, se ha convertido en una explicación ampliamente aceptada de las pruebas recogidas.

A diferencia de cualquier otra forma de declaración, una declaración jurada se convierte en verdad en el derecho, si no es refutada. Ahora serán los críticos de la teoría los que deben presentar sus pruebas y análisis para refutar la declaración punto por punto.

Fuente/World Observer
Traducción/Ivana Cardinale

Fuente:

Rusia Today declara que el 11S fue un asunto interno

Juan 8:32 – 33 “…y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres….”

La Biblia

Una cosa es bien cierta, vivimos momentos de gran tribulación, bíblica o no, donde parece todo convulsionado por los acontecimientos actuales: crisis económica, crisis social, crisis política, crisis religiosa…

Sea como fuere, el mundo está cansado del dominio de psicópatas cuyo único objetivo durante los últimos 150 años, y muy especialmente desde la puesta en funcionamiento de la Reserva Federal, no ha sido otro que el de dominar a los más desfavorecidos, haciendo que éstos trabajen desde su nacimiento por mantener su estirpe o linaje proveniente de los “semidioses”. Esto está provocando una limpieza de todos los sectores que envuelven nuestra sociedad tal y como la conocemos hoy día, a modo de preámbulo o dolores de parto de la madre Gaia, que está a punto de dar a luz un nuevo sistema social, una nueva forma de vida, basada en la que un día fue: la ley natural o derecho consuetudinario.

Estos dolores de parto están directamente relacionados con el despertar de consciencia de los hijos de Gaia y ésta responde convulsionándose, limpiándose, eliminando lo negativo para dar paso a lo nuevo…es el FIN DE LOS TIEMPOS anunciado en tantas y tantas profecías, amén del apocalipsis bíblico. Pero no se dejen engañar, este no es el final de los tiempos del hombre, ni de su aniquilación, sino de aquéllos otros que se hicieron pasar por ellos, siendo hombres en carne y hueso, pero exentos de alma.

El hombre, como ser espiritual y divino que es, no pertenece a esa clase de ser exento de alma, pues su esencia está basada en el amor. Por él fuimos creados, a él nos debemos, y hacia él volveremos.

El hombre volverá, por tanto,  a recuperar su esencia divina, a recuperar su libre albedrío y el  derecho inalienable a una vida digna, sin esclavitud, sin hambre, con un techo que lo cobije, con respeto a su vida y a  la de los otros, con libertad…

Ha llegado el momento que el hombre comience a saber la verdadpues ésta nos hará libres:

 

“Ríndete o muere”, es la elección a la que se enfrenta ahora el gobierno del cabal de EEUU

Benjamin Fulford, 14 de abril de 2014

 

El cabal criminal que secuestró la República de los Estados Unidos de América y la convirtió en un paria mundial ha sido acorralado hasta un punto donde debe o bien rendirse o bien morir. Esto está resultando obvio en muchos niveles. Por ejemplo, la semana pasada, incluso los países miembros del globalista Fondo Monetario Internacional se alinearon 187 contra 1 en contra los Estados Unidos en un esfuerzo por conseguir que renunciasen a su control de veto de esa institución.

Aún más preocupante para las familias que controlan la Reserva Federal ha sido el ataque masivo en curso a su petrodólar. En particular, la situación en Ucrania se está convirtiendo en una derrota histórica para el cabal.

El presidente Vladimir Putin de Rusia ha comenzado a insistir en que Europa y Ucrania paguen sus suministros de gas ruso con algo que no sea el dólar estadounidense. Los europeos no tienen más remedio que estar de acuerdo con esto, sellando así el destino de los petrodólares. .

El Presidente del Gobierno Corporativo de EE.UU., Barack Obama , trabajando bajo las órdenes de titiriteros como George Soros, intentó convencer a los países productores de petróleo de Oriente Medio de que bajasen el precio del petróleo y que produjesen la quiebra de Rusia, pero fue rechazado.

Obama se dio la vuelta y se fue a los chinos donde, según fuentes del gobierno chino, se ofreció a entregar a China el control sobre todo el sur de Asia del Este y Japón si China se avenía a utilizar el Ejército Popular de Liberación para presionar a Rusia. Los chinos, sin embargo, son plenamente conscientes de que Obama representa el mismo régimen que trató de matar a la mayoría de la población de China con armas biológicas contra grupos étnicos hace unos años y por lo tanto no va a hacer un trato con ellos en contra de Rusia.

Los chinos, sin embargo, insisten en que las Naciones Unidas traslade su sede a Asia y que reformen su Consejo de Seguridad para que represente con mayor precisión la población del planeta tierra. Ellos también están llegando a la conclusión de que el cabal no tiene intención de entregar el control del Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional por lo que se están preparando para crear una nueva institución que tendrá muchos más fondos disponibles para ello que el Banco Mundial y el FMI combinados.

Los europeos, por su parte, han comenzado el suministro de tecnología de energía libre de Tesla a los países que no disponen de sus propios recursos de petróleo y gas, como la India y Japón, como parte de su movimiento en contra del petrodólar. Ellos quieren asegurarse de que hay otra opción que no sea una petromoneda chino-rusa o chino-estadounidense para estos países.

Es en este contexto en el que Obama se acerca a Japón a finales de este mes, donde sin duda va a pedir al gobierno esclavo de Abe que le ayude a atacar a China y Rusia, algo que no va a pasar porque ni los militares japoneses ni las fuerzas del Pentágono en Asia están por la labor de entrar en un plan de este tipo.

Pocos pueden olvidar el hecho de que Obama representa un régimen paria ampliamente odiado. Veamos exactamente qué tipo de régimen representa Obama examinado sus actividades en el pasado reciente. En primer lugar, este régimen secuestró por control remoto el vuelo 370 de la aerolínea de Malasia de vuelo y hizo llegar a través de la isla de Diego García e Israel hasta Florida, donde fue cargado con un arma nuclear. A continuación, este avión fue conducido hasta Holanda donde fue utilizado como una amenaza contra los líderes del mundo que se reunieron allí para una “cumbre sobre el terrorismo nuclear”. El avión fue detenido por la fuerza aérea holandesa y lo único que consiguió este truco es que se alejasen aún más los europeos del gobierno corporativo de EE.UU. .

Después de que fallaron sus amenazas, Obama pidió a Irán y a Arabia Saudita (como se mencionó anteriormente) que le ayudasen a bajar el precio del petróleo para buscar la quiebra de Rusia. Los saudíes, que se enfrentarían a una revolución de un día a otro si se les acabase el dinero para sobornar a su población, no están en condiciones de bajar el precio del petróleo. Más aún, se sienten traicionados por el gobierno de Obama en lugares como Siria y ya han anunciado públicamente que ya no son un estado cliente de la Reserva Federal.

Los iraníes, que saben muy bien que los federales han estado tratando de volarlos o llevarlos a la bancarrota desde hace años, también se negaron a jugar a la pelota.

El primer ministro turco, Tayyip Erdogan también ha decidido dejar de apoyar a la Hermandad Musulmana vinculada a los nazis y se dice que se arrepienten de su movimientos pasado de aa apoyarlos en Siria y en otros lugares.

Fue en este grave contexto cuando la semana pasada los representantes de la Fundación Rockefeller y la familia Bush estaban en negociaciones con un representante de la Sociedad del Dragón Blanco. El representante de Bush, un alto directivo del Fondo Hedge Carlyle quien conoce personalmente George Bush padre, trató de convencer a la SDB de que “Bush no era realmente tan inteligente o poderoso”. También dijo que los ultra-ricos quizás debería hacer menos alarde de su riqueza.

El representante Rockefeller citó todos los recientes avances en la tecnología informática, tales como teléfonos inteligentes con GPS y pantallas de super- alta resolución de televisión como prueba de que el cabal de EE.UU. estaba haciendo un buen trabajo.

El representante Rockefeller se le dijo que, si bien se trataba de cosas bonitas, estaban muy lejos de ser el futuro de los viajes interplanetarios que todo habíamos esperado que hubiese estado totalmente en marcha durante el siglo 21. En otras palabras, está claro que el planeta Tierra está en cuarentena debido al cabal criminal genocida que controla el gobierno de los EE.UU. .

El representante de Bush vio la nota escrita a mano exigiendo que los medios corporativos en los EE.UU. comiencen a emitir la verdad sobre el 11-S y el 11-3-11 antes de finales de este mes y que todos los fondos robados por los cabalistas sean devueltos a sus legítimos propietarios.

El resto del contenido de la nota no se conoce, pero no hace falta decir que a mucha gente poderosa se le ha agotado la paciencia y están exigiendo el final de los problemas que causan los nazis en todo el mundo.

El SDB está siendo inundada con peticiones de que estos criminales sean capturados y puestos en prisión, si no muertos en el acto, lo antes posible. Ellos han demostrado ser asesinos de masa y cualquier miembro de la CIA o el Pentágono y otras agencias que estén en una posición de hacer algo sobre esta escoria debe o bien actuar o está garantizado que tarde o temprano serán encarcelados como cómplices.

Estas personas incluyen a George Bush padre e hijo y de su familia inmediata, Donald Rumsfeld, Michael Chertoff, Frank Carlucci, James Baker, Michael Hayden , el general Richard Myers, Benjamin Netanyahu , etc. La Luna de Sangre exige o bien justicia o bien castigo.

Fuente: http://benjaminfulford.net/2014/04/14/%E2%80%9Csurrender-or-die%E2%80%9D-that-is-the-choice-the-us-cabal-government-now-faces/

Fuente en castellano: http://benjaminfulfordcastellano.wordpress.com/

 

Los americanos exigen una nueva investigación de los atentados del 11S

Una organización de más de 2.000 arquitectos e ingenieros de EE.UU. denominada Rethink911, exigen una nueva investigación de los atentados del 11S y presentan abundante documentación que desacredita la versión oficial del gobierno americano y apuntan a una teoría conspirativa.

index

La noticia ha sido recogida por numerosos medios infromativos y blogueros, entre el que destacamos el publicado por Rusia Today:

Los estadounidenses exigen una nueva investigación del 11-S

La iniciativa Rethink 9/11, que sopesa una ‘teoría de la conspiración interna’ de la destrucción del World Trade Center el 11 de septiembre de 2001, exige investigar la caída de las torres en el 12º aniversario de la tragedia.

La organización Ingenieros y Arquitectos por la verdad del 11-S‘ (unos 2.000 especialistas) ponen en duda la versión oficial de la caída de las tres torres, la primera y la segunda, atravesadas por aviones que fueron secuestrados por los terroristas, y en particular la séptima, que se derrumbó unas cinco horas después de las dos primeras. La petición para exigir una nueva investigación ya ha sido firmada por más de 7.000 personas.

Los iniciadores de la nueva investigación sostienen que la séptima torre del complejo —el edificio de 47 plantas con estructuras de hormigón armado— no podría derrumbarse fácilmente. Los expertos, que encontraron en la Zona Cero los elementos explosivos, creen que la destrucción del rascacielos fue el resultado de una explosión controlada.
“La destrucción de la séptima torre parece el resultado de una explosión controlada. Esta tecnología requiere una preparación durante semanas y solo puede ser implementada según un escenario planeado de antemano”, aseguró el video publicado por la organización.

Esta iniciativa no es el primer intento de proporcionar un punto de vista alternativo sobre los acontecimientos del 11-S. Una investigación del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, que duró tres años, concluyó que el colapso del edificio fue causado por los incendios descontrolados que comenzaron después de la caída de la Torre Norte. Y la presencia de las “sustancias térmicas” en el polvo se explicó diciendo que se trataba simplemente de componente de imprimación para pintar las paredes.

Una encuesta realizada la víspera del 12º aniversario del ataque terrorista por la empresa YouGov mostró que el 46% de los estadounidenses no sabe que el 11 de septiembre de 2000, además de las Torres Gemelas, fue destruido un rascacielos más. Una de cada diez personas no cree en los resultados de la investigación oficial y el 38% duda que el Gobierno haya revelado la verdad sobre los acontecimientos del 11-S.
Los atentados terroristas dejaron casi 3.000 muertos, incluidos los caídos en el ataque contra el edificio del Pentágono a las afueras de Washington, y los muertos en el accidente de otro avión secuestrado que se estrelló en el campo de Shanksville (Pensilvania).

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/105332-eeuu-exigir-investigar-11s-conspiracion

Además de la información publicada por Rusia Tuday, a continuación puede verse el documental en español presentado por la organización Rethink911, aprovechando el 12º aniversario de la caída de las Torres Gemelas: