¿Es verdaderamente real todo lo que nos rodea?


 

¿Te has preguntado alguna vez si todo cuanto nos rodea es real? Pues, hay quienes mantienen cierta negatividad ante esta posibilidad. Sin embargo, hay incluso científicos quienes consideran que el universo que creemos conocer no es real del todo.

Muchos cosmólogos, físicos y demás científicos, han planteado la posibilidad de que todos estemos viviendo una realidad simulada, es decir, una enorme simulación computarizada, tal cual como la película de los 90, The Matrix.

Por supuesto que esta idea nos causa resistencia de inmediato, así como hay quienes más bien sienten síntomas de estrés ante tal posibilidad, porque la verdad, la sensación de real es tan profunda que no parece ser una simulación.

Sin embargo valdría la pena considerar los increíbles avances que se han suscitado en el ámbito computacional y el de las tecnologías, en general. Ahora, los juegos poseen un realismo impactante, así como también existen simuladores de realidad virtual, lo cual es suficiente para ponernos a todos a pensar.

Vale preguntarse, ¿cómo es posible establecer una diferencia entre lo real y lo simulado? ¿en cuál realidad estamos viviendo?

¿Qué tal si todo es un experimento, incluso el Universo?

Existen muchos simpatizantes adscritos a esta idea. Por ejemplo, en el año 2016, Elon Musk, empresario del ramo de la tecnología, advirtió de que las posibilidades de estar viviendo en una realidad objetiva eran apenas “una en mil millones”.

De igual forma, el especialista en máquinas inteligentes, perteneciente al Instituto de Tecnología de Massachusetts, en Estados Unidos, Ray Kurzwell, afirmó que: “a lo mejor todo nuestro universo es un experimento de ciencia de un estudiante de secundaria en otro universo”.

Estos eminentes pensadores no consideran que estemos encapsulados en una falsa realidad, sino que tal vez el Universo que nos circunda no sea real en sí.

Alan Guth, el cosmólogo del MIT, ha estimado que el universo tal vez sea un experimento llevado a cabo en un laboratorio, desde el enfoque de un Big Bang artificial ocasionado por alguna inteligencia que nos supere, y al haberse formado, terminó por dar forma a su propio espacio-tiempo.

No obstante, el tomar como real esta teoría nos llevaría a considerar al universo como algo real de manera perfecta, incluso si fue producto de un procedimiento artificial.

Otras hipótesis sostienen que los humanos podríamos ser totalmente simulados, tal como los personajes en los videojuegos. De acuerdo  esta concepción este lugar en el cual vivimos es lo único que poseemos, y la única posibilidad para vivir.

Este tipo de hipótesis tan extraña se sostiene porque el mundo de hecho ya ha sido recread por la realidad virtual, y no sólo cuando se trata de videojuegos, sino también en el ámbito científico, lo cual pondría como una opción la posibilidad de dar vida también a seres virtuales que posean conciencia.

Si el ser humano logra llegar hasta este punto, estaría frente un número ilimitado de simulaciones que sobrepasarían el mundo de lo que conocemos como “real”.

Y ¿qué tal si un humano en otro lugar de lo que concebimos como nuestro Universo, ya lo ha hecho?

Desde la teoría cuántica

Para algunos científicos del mundo de la física, el mundo real es información controlada por una enorme computadora.

La teoría, desde la perspectiva de la cuántica, es planteada con un enfoque de información y computación. Es decir, hay quienes piensan que no todo se trate de matemática pura, sino de información pura, tal como la combinación de ceros y unos, propios de la computadora.

En cuanto a esta postura, el destacado físico John Wheeler ha sugerido que todo cuanto ocurre, incluyendo la interacción de partículas, está referido a la computación.

Según Seth Lloyd, adscrito al Instituto Tecnológico de Massachusetts: “si uno mira las entrañas del Universo -la estructura de la materia en su escala más pequeña- se da cuenta que no son más que bits realizando operaciones digitales locales”.

Esto nos arrastra hasta el punto en el cual, si la realidad es meramente información, entonces más que ser reales, o no, estaríamos siendo también información.

Sin embargo, estas posturas son difíciles de asimilar, o de tomar como verdaderas, especialmente porque la sensación que experimentamos de realidad nos hace pensar que no se trata de nada simulado, ni de ninguna de las hipótesis que se plantean, sino que simplemente todo es como luce, y como lo sentimos. Pero, ¿podría haber algo más allá de lo que nuestra mente comprende?

Edith Gómez: Editora – gananci.com

Artículos relacionados:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s