Dinero positivo


Interesante artículo publicado en el diario El Mundo sobre Positive Money, un partido político que pretende concienciar a la gente de cómo se crea el dinero deuda por los bancos centrales y cuál sería la solución a la causa de nuestros actuales problemas financieros: la devolución de la soberanía para la creación del dinero al estado público.

Lamentablemente, el artículo no profundiza en quiénes son los más beneficiados por su creación, ni en las nefastas consecuencias del dinero fraccionario, generado a partir del dinero deuda; ni cuál es el objetivo in extremis de dicha manipulación monetaria manifiestamente dirigida por el poder en la sombra de la élite oligárquica, al que también podemos llamar, digámoslo llanamente,…: ESTAFA MAYÚSCULA.

  • Positive Money aspira a crear conciencia sobre los problemas del sistema monetario

Ben Dyson, fundador de la organización sin ánimo de lucro Positive Money, en la estación de King Cross.C. F.

CARLOS FRESNEDA

Actualizado: 27/07/2014 03:04 horas

¿De dónde viene el dinero? Podemos darle vueltas a la respuesta, pero la explicación más simple es ésta: el 3% del dinero en circulación son los billetes y las monedas contantes y sonantes que emiten los bancos centrales, mientras que el 97% es dinero electrónico ‘creado’ por los bancos comerciales a través del proceso de concesión de créditos.

“La mayoría de la gente tiene una idea difusa o equivocada de cómo se crea el dinero”, advierte el británico Ben Dyson, fundador de Positive Money. “Muchos se sorprenden al descubrir que la mayoría del dinero no lo crea el Estado, sino los bancos comerciales y a partir de la nada, en el momento de conceder préstamos que constan como un apunte contable”.

Ahí está la auténtica raíz de la crisis financiera“, sostiene Dyson. “El origen del dinero es la deuda, personal y coleciva, que tendremos que pagar tarde o temprano con intereses”.

Contra esa idea del ‘dinero negativo’ se rebela Dyson, 29 años, que empezó a escribir sus punzantes análisis del sistema monetario mientras estudiaba Económicas y Desarrollo. Su popular blog acabó cuajando en el 2010 en Positive Money, la organización sin ánimo de lucro que defiende un cambio radical en la manera en que se crea el dinero.

El problema de fondo es que el dinero se ha privatizado a hurtadillas“, asegura Dyson. “Se trata sin duda de la mayor privatización de la historia, sin que apenas nos hayamos dado cuenta. Y mientras el sistema siga funcionando así, mientras los bancos comerciales puedan seguir creando dinero de la nada (aunque cumplan los límites regulatorios en cuestiones de exigencias de capital y reservas), los problemas se van a ir acumulando“.

Los altos niveles de deuda personal y deuda pública, las burbujas especulativas, la inestabilidad financiera, la desigualdad económica o los recortes de los servicios públicos son, según Dyson, el precio que todos tenemos que pagar por el origen ‘negativo’ del dinero, de ahí su empeño en darle la vuelta a la moneda.

¿De dónde vendría el dinero ‘positivo’? Los bancos comerciales perderían de entrada el ‘poder’ de crear dinero. Un hipotética Ley de Dinero Público devolvería la facultad exclusivamente al banco central, a través de un sistema democrático y transparente. Se crearía un un Comité para la Creación del Dinero (políticamente independiente y neutral, como el Comité de Política Monetaria). Y el dinero creado sería ‘libre de deuda’, con incentivos para estimular la economía real y no alimentar las burbujas financieras.

Ben Dyson y Andrew Jackson han esbozado esa visión en Modernizing Money (por qué nuestro sistema monetario ha hecho aguas y cómo se puede solucionar). Los dos saben a ciencia cierta que se trata de una propuesta demasiado radical para los tiempos que corren, ahora que los bancos vuelven a ser ‘intocables’ y que los políticos se aferran a las viejas fórmulas.

“Los grandes partidos aún no han llamado a nuestras puertas, pero estamos despertando el interés de los economistas y de los expertos”, asegura Dyson, que recuerda las peticiones reiteradas del analista Martin Wolf en el Financial Times para “arrebatar a los bancos privados el poder de crear dinero”.

Positive Money cuenta de momento con 30.000 seguidores en el Reino Unido y ha tendido redes con una larga veintena de organizaciones similares en todo el mundo, incluida España, para crear conciencia sobre los problemas del sistema monetario y reclamar “el poder de crear dinero para el interés público y de una manera democrática, transparente y verificable”.

Las monedas digitales y las monedas sociales están sirviendo como acicate, pero serán en cualquier caso complementarias“, sostiene Dyson. “La mayoría de la gente seguirá usando la moneda ‘central’, en su forma actual en monedas o billetes o con sistemas avanzados de pago a través del móvil”.

“Lo que necesitamos no es ni más ni menos que una Ley de Regulación Bancaria puesta al día como la que se aprobó en 1844 en Gran Bretaña”, concluye el fundador de Dinero Positivo. “Aquella ley sirvió para arrebatar a los bancos el poder de crear billetes, que quedó bajo control del Banco de Inglaterra. La nueva ley serviría para hacer lo mismo con el dinero electrónico. Ni más ni menos”.

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/2014/07/27/53d4162322601d77768b4580.html

Agradecimiento a nuestro amigo y seguidor D. M. por compartir el enlace.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s