Gregg Braden: “El Quinto Camino de Oración” – Primera parte


El siguiente texto corresponde a una entrevista realizada por Diane M. cooper, directora de Spirit of Maat, a Gragg Braden, escritor de éxito y autor de los New York Times best-sellers  TIEMPO FRACTAL (FRACTAL TIME), EL CÓDIGO DE DIOS  (THE GOD CODE) y la Matriz Divina (THE DIVINE MATRIX).

Su último éxito es “El Efecto Isaías“, libro sobre el que hablaremos en un nuevo post aparte.

Entrevista nº 1 a Gregg braden, por Diane M. Cooper

El Espíritu de Maat entrevista a Gregg Braden sobre la tecnología del sentimiento humano y cómo podemos usar esa forma olvidada de oración, conocida como la Oración Verdadera, para sanar a nuestra Madre Tierra.


DIANE: Dijiste que esa forma olvidada de oración es el considerado “quinto camino” — ¿Cuáles son los otros cuatro caminos o modos de oración?

GREGG: La investigadora Margaret Poloma, profesora de sociología de la Universidad de Akron, Ohio, identifica cuatro modalidades de oración típicamente usadas en nuestra civilización occidental en la actualidad: la primera sería la coloquial, luego vendrían la peticionaria, la ritualista y por último la meditativa. [1]

La oración coloquial sería aquella en la que hablamos con Dios con nuestras propias palabras. Por ejemplo, “Dios mío, por favor, si eres justo proporcióname ese trabajo, yo prometo ser aplicado y ser desde ahora siempre puntual, etc…”.

En la oración peticionaria exigiríamos nuestro propio bien a las fuerzas creativas de nuestro mundo. “Por la Presencia que Yo Soy, yo decreto mi derecho a la salud”.

En la oración ritualista repetiríamos palabras predeterminadas de forma secuencial, como por ejemplo la oración al acostarse “Ayúdame Señor a terminar este día…”, o la oración para bendecir la mesa “Bendice Señor estos alimentos que vamos a recibir…”. También estarían incluidas aquí las oraciones escritas o pasadas de generación a generación.

La oración meditativa es el estilo de oración más allá de las palabras. Podemos sentarnos en silencio, encender una vela, tomar conciencia de la presencia de las fuerzas creativas del universo…


DIANE: ¿En qué se diferencia ese Quinto Modo o Camino de Oración?

GREGG: El Quinto Camino de Oración sería una forma activa de rezar, basada en la “tecnología del sentimiento humano”. Más que pensar “por favor escucha mi oración”, este quito modo de oración nos invita a sentir, como si la oración ya hubiese sido escuchada.


DIANE: ¿A que llamas la “tecnología del sentimiento humano”?. ¿Estás diciendo con esto que podemos aprender a usar nuestro sentimiento de una forma poderosa?.

GREGG: Sí. Los autores de los Manuscritos del mar Muerto — los antiguos Esenios — fueron muy claros en declarar que el mundo a nuestro alrededor refleja los sentimientos, emociones y percepciones que guardamos en el interior de nuestros cuerpos. Actualmente, es de conocimiento común que los sentimientos afectan a nuestro sistema inmunológico. Y los físicos cuánticos nos están diciendo que esos efectos se extienden al mundo a nuestro alrededor [2]. La emoción es la fuente de poder, pero es desperdiciada hasta que el pensamiento marca su dirección.

El sentimiento es el poder de la emoción mezclado con la guía del pensamiento humano. Es a este lenguaje del sentimiento al que la Creación responde. En este estado de sentimiento tenemos la capacidad para tocar la Creación y el mundo que nos rodea a través de la oración. Como está dicho en los manuscritos Esenios, “cuando el tres se hace uno, entonces, podrás decir a una montaña, muévete, y la montaña se moverá”. [3]


DIANE: En tu libro hablas de cómo varios cientos de miles de personas de 86 naciones eligieron la paz usando este modo de oración. La expresión exterior de esta oración fue reflejada en las elecciones de conciencia tomadas aquella noche. Tal ejemplo fue la inversión en el camino que conducía al bombardeo de Bagdad
[4]. Sin embargo, más tarde, el bombardeo sucedió de todas formas. ¿Podrías explicarnos cómo fue eso posible?.

GREGG: Lo que pasó es que la gente paró sus rezos.

La mayoría de las personas ven el rezar como algo “a hacer” en ocasiones en las que pensamos que necesitamos la ayuda de Dios. Tomamos un momento de descanso, nos sentamos y recitamos una oración pidiendo que cambien las circunstancias o los hechos. Después paramos nuestra oración, nos levantamos, y nos vamos a nuestros negocios y ocupaciones.

En el Quito Camino de Oración, la oración — el deseo de nuestro corazón — se convierte en un estado de conciencia encarnada, más que únicamente una acción ejecutada ocasionalmente. El autor Neville lo llama “vivir en un estado de deseo satisfecho”. Mantenemos el sentimiento del deseo de nuestro corazón día tras día, más que realizar un simple rezo cuando deseamos ver un cambio, para después salir del estado de oración y continuar con nuestras actividades cotidianas. Según vamos metiéndonos y envolviéndonos del sentimiento de nuestro deseo satisfecho, vamos, de hecho, viviendo en un estado de compasión, gratitud y apreciación.


DIANE: Comentas que la “ciencia cuántica” esta demostrándonos en que manera el Quinto Camino de la Oración nos afecta a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. ¿Puedes explicarnos qué es lo que quieres decir cuando hablas de “ciencia cuántica” en este contexto?.

GREGG: Una de las maneras en las que podemos definir la física cuántica es como “el estudio de las fuerzas no físicas que afectan a nuestro mundo físico”. Desde esa perspectiva, cuando consideramos la oración basada en el sentimiento, estamos también tratando con los conceptos de la ciencia cuántica.

Los físicos cuánticos han encontrado repetidas veces que ciertas clases de sentimientos afectan a sus propios experimentos. Es conocido y aceptado, como un hecho demostrado, por todos los físicos cuánticos que el observador del experimento afecta al propio experimento. Esta es una ley básica de la Mecánica Cuántica. Cuánto afecta al experimento es la clave sobre la que estamos debatiendo aquí.

Los investigadores en microbiología han encontrado, por ejemplo, que los sentimientos humanos comprimen o expanden las cadenas de ADN colocado sobre una placa de microscopio fuera del cuerpo. En otras palabras, los investigadores, cuando miran a través de un microscopio el ADN, encuentran que el tipo de sentimientos existentes en la habitación, “los sentimientos del observador”, llevan a que el ADN pase a un estado comprimido o expandido, dependiendo del tipo de sentimientos existentes alrededor. [5]

La ciencia cuántica está comenzando a corroborar, a través del estudio y la experimentación, esta relación que existente entre las emociones y sentimientos humanos y el mundo exterior. Por ejemplo, investigaciones recientes nos dicen que la naturaleza magnética de la emoción humana está directamente conectada a los patrones del tiempo atmosférico y la presión barométrica. [6] Yo sé que esas afirmaciones son extravagantes, porque no existe nada en mi formación académica que me prepare para aceptar este tipo de relaciones.

Por otro lado, son cosas que se están demostrando actualmente y que están siendo registradas en nuestro mundo actual. Ejemplos de esto son los estudios llevados a cabo por Roger D. Nelson en la Universidad de Princeton, que aparece en su artículo titulado, “El Gusto por el Buen Tiempo: Un Experimento Natural sobre la Conciencia de Grupo”, y también el trabajo de Lauri J. Robinson en el Franklin Pierce College, demostrando que la interacción de los sentimientos humanos con la formación/disipación de las nubes, indicaría resultados que serían “significativamente mayores” que los que se podrían producir por la simple casualidad. [7]


DIANE: Dijiste que la efectividad de esta forma perdida de Oración era algo probado. ¿Podrías darnos algunos ejemplos?

GREGG: Los israelitas fueron algunos de los primeros en demostrar cómo los sentimientos humanos y en enfoque de la oración afectan al carácter humano. En septiembre de 1983, se llevaron a cabo estudios en Jerusalén para explorar la relación existente entre oración, meditación y violencia. Los investigadores israelíes seleccionaron individuos específicos que fueron entrenados en lo que hoy se conoce como “inteligencia emocional”. Estuvieron en completo contacto con su mundo emocional y de sentimientos y usaron una forma de oración basada en la paz y la compasión. Mientras esta gente se encontraba en oración en Israel, las actividades terroristas y los crímenes contra las personas se redujeron drásticamente. Los accidentes de tráfico declinaron rápidamente y el mercado de valores se puso en alza. Cuando este grupo dejó de rezar las estadísticas se invirtieron. [8]

En 1972, la Sociedad para la Meditación Trascendental (MT) dirigió demostraciones similares en 24 ciudades de los EE.UU. con resultados comparables. Fue conocido como el “Efecto Maharishi” y se encuentra bien documentado en la literatura psicológica y de investigación independiente. [9] Estos estudios han tenido una importante influencia en demostrarnos que, cuando los participantes en la oración se reúnen juntos, el enfoque de sus oraciones es transmitido a través de la “sopa cuántica” de la conciencia, afectando a eventos que se encuentran a considerable distancia.

Otra prueba fue la vigilia que se llevo a cabo la víspera del bombardeo de Bagdad. Más que una súplica pasiva para que la paz viniese a nuestro mundo, esa vigilia fue una noche de oración, en la cual conscientemente se eligió experimentar el sentimiento de paz, y dar gracias por esa paz que ya existía en el mundo. En presencia de los sentimientos de varios cientos de miles de personas de 86 países, todo lo que pudo acontecer fue, ni más ni menos, que la paz.

¿Decepcionantemente simple?. Quizás, sin embargo creo que este tipo de oración es lo que la gente en una remota aldea del sur de Perú utilizó en 1998 para cambiar las predicciones atmosféricas y extinguir el fuego que la moderna tecnología no podía apagar.

Creo que este tipo de oración es lo que salvó las conversaciones de paz en Belfast, en Irlanda del Norte, cuando se rompieron debido a la imposibilidad de encontrar las palabras adecuadas para el tratado de paz. No solo fueron halladas dichas palabras, sino que el tratado de paz fue firmado tres días antes.

Y también creo que cuando un huracán se lanzaba contra la costa de Florida del Sur en 1999, fue este modo de oración el que ayudo a desplazar el movimiento atmosférico y cambiar su curso en el último minuto.


DIANE: Puesto que esta edición de El Espíritu de Maat
trata sobre la sanación de nuestro medio ambiente, ¿podrías darnos alguna idea de cómo sientes que podríamos conseguirlo?.

GREGG: Las mejores mentes de nuestro tiempo nos han avisado de manera inequívoca, sobre el colapso inminente de nuestro sistema de vida sobre la tierra. Mucha gente me comenta, “rezar es maravilloso, pero ¿qué vamos a hacer realmente?”.

Aunque yo creo que entrar en la acción es importante — hacer algo sobre todo esto, a través de la legislación o el activismo en organizaciones ecologistas, la educación o la concienciación — también creo que cada vez que lo hacemos, estamos únicamente poniendo una tirita en la herida, un parche temporal. Aunque podemos elegir el realizar tales acciones a corto plazo, lo que realmente estamos haciendo con ello es el comprar un poco de tiempo más.

Creo claramente que para verdaderamente cambiar tales condiciones, debemos de cambiar nuestra conciencia, nuestros pensamientos y paradigmas, a la vez que permitir que esas condiciones estén presentes en nuestro entorno. La cuestión es, dentro de la ventana de tiempo que nos “compramos” a nosotros mismos, por medio del uso de los referidos “parches”, ¿tendremos la sabiduría de saber qué hacer?. ¿Cambiaremos nuestros paradigmas y nuestra forma de pensar, que es lo que, en primera instancia, nos ha conducido a esta situación?.

Lo que yo no me cansaré de decir una y otra vez, es que las personas que manejan el poder y las decisiones basadas en el dinero, están inmersas en el mismo tipo de Conciencia que nosotros. No somos distintos. Y en la manera que un cierto número crítico de esos individuos elijan el cambio, las condiciones naturales responderán.

De acuerdo con los estudios estadísticos, la raíz cuadrada del porcentaje total de una población es todo lo que se necesita para superar el umbral crítico y para que una determinada elección se manifieste. [10]. En una ciudad de 1 millón de habitantes, por ejemplo, 100 personas entrenadas en la “inteligencia emocional”, a través de ese Quinto Camino de Oración, podrían afectar en todos los niveles a la comunidad y al gobierno local. En un mundo de 6 billones de habitantes, se necesitarían sólo 8.000 personas unificadas y conectadas para producir un cambio de conciencia. Y reunir a 8.000 personas es ciertamente fácil en el día de hoy a través de Internet.

Obviamente cuanto más gente decida participar, mayores y más acelerados serán los efectos. Cuanto mayor número de individuos tome la elección de la vida — decida honrar y respetar la naturaleza de interrelación de todos los tipos de vida, sintiendo que la Tierra es un sistema, un ser vivo — la conciencia de nuestro mundo reflejará dicha elección.

El Quinto Camino de Oración nos da poder para elegir la vida en presencia del sufrimiento, por medio del cambio, en primer lugar, de la forma de pensar que nos lleva a dicho sufrimiento. Las decisiones políticas pueden verse como un barómetro del estado de la conciencia. La oración colectiva es la tecnología que modifica esa conciencia. La tecnología interna de esa forma perdida de Oración es quizá la fuerza más poderosa en el Universo.

Experimentamos sentimientos en cada momento de nuestra vida. Nuestros sentimientos pueden, o bien afirmar la vida, o negarla tanto en nuestros propios cuerpos como en nuestro mundo. La cuestión es, ¿reconocemos nuestros sentimientos?. ¿Reconocemos el poder que descansa en nuestro interior?.

Referencias

1. Margaret Poloma y Brian Pedleton: “Explorando los distintos tipos de oración y la calidad de vida: Una nota de investigación”. Revisión de Investigaciones sobre Religión, Vol. 31, No.1, Sept. 1989, p. 46ff.

2. Véase, por ejemplo, el artículo sobre los Cristales de Agua Consciente. Ver también las notas 4, 5 y 6 a continuación.

3. El Evangelio Esenio de la Paz, Libro cuatro, 30-31.

4. John. F. Harris “Tras el Despegue, Estados Unidos Aborta la Operación Aérea, después del Ablandamiento de la Posición Iraquí sobre las Inspecciones de la ONU”. (Washington Post, 15 de Noviembre de 1998). Para más comentarios de Gregg Braden sobre este hecho, véase El Efecto Isaías. Más información acerca de convocatorias en marcha para meditaciones por la paz, tales como la vigilia coordinada el 13 de Noviembre de 1998, puede hallarse en Internet en el sitio web WorldPuja.

5. Glen Rein, Ph.D. y Rollin McCraty, M.A. “Modulación del ADN por las Frecuencias Coherentes del Corazón”, de las sesiones de la Tercera Conferencia Anual de la Sociedad Internacional para el Estudio de las Energías Sutiles y la Medicina Energética, Monterrey, Calif., Junio de 1993.

6. Roger D. Nelson (1996) “Rezando por el Buen Tiempo: Un Experimento Natural sobre la Conciencia de Grupo”. Basado en los estudios de la Universidad de Princeton y presentado al 15 certamen anual de la Sociedad para la Exploración Científica.

7. Lauri J. Robinson (1995) “Formación de Nubes: Un Experimento sobre Interacción Energética”. Franklin Pierce College. Informe no publicado sobre análisis de la interacción humana en la formación/disipación de nubes.

8. David W. Orme-Johnson, Charles N. Alexander, John L. Davies, Howard M. Chandler, Wallace E. Larimore, “Proyecto de Paz Internacional en Oriente Medio”, Diario de Resolución del Conflicto 32, num. 4 (Diciembre 1998), 782.

9. “El Efecto Maharishi: Incremento del Orden, Descenso del Crimen Urbano”, Investigación Científica sobre la Meditación Trascendental y los programas TM-Sidhi: Un Resumen de 500 Estudios, Universidad Maharishi de Gestión Periodística (Fairfield, Conn. 1996); ver también Michael C. Dillbeck, Garland Landrith III, y David W. Orme-Johnson, “El Programa de Meditación Transcendental y el Cambio del Indice de Criminalidad en una Muestra de Cuarenta y Ocho Ciudades”, Diario de Crimen y Justicia 4 (1982), 25-45.

10. Orme-Johnson et al. op. cit.

Fuente: Biblioteca Pléyades

New York Times best-seller autor de TIEMPO FRACTAL, EL DIOS CODE y la Matriz Divina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s