Nuestra morfina interna contra el dolor: La endorfina


A raíz de un reciente accidente de tráfico del que afortunadamente salí bastante bien parado, conocí a Joan Gallart, fisioterapeuta especializado en tratar problemas crónicos de espalda con el objetivo de educar al paciente mediante un tratamiento cognitivo-conductual que explica en su blog Centre Mézières Miró, cuyo nombre tiene su origen en una técnica de fisioterapia creada y elaborada desde 1947 por la fisioterapeuta francesa Françoise Mézières.

Dolor de espaldaLo que más me llamó la atención de este excelente especialista y más extraordinaria persona, fue su forma de enfocar el tratamiento del dolor mediante ejercicios para corregir dolencias o malos hábitos en las posturas, contribuyendo a la liberación de nuestro propio antídoto natural contra el dolor, “la endorfina”, que, al igual que la serotonina u “hormona de la felicidad” -a la que en anteriores post ya nos hemos referido-, es un neurotransmisor que se produce en la glándula pituitaria, además del hipotálamo. ¿Les suena de algo? Vean sino nuestro post «DMT, la molécula espiritual – “La Puerta” de entrada a otras realidades»

Joan Gallart - Fisioterapeuta

Joan Gallart

Entre sus variados ejercicios se realizan sesiones de control de respiración y relajación muy similares a la respiración tubular -ver los últimos dos post publicados hoy-. Estos ejercicios de relajación, sumados a los estiramientos y ejercicios propiamente indicados por el fisioterapeuta durante la sesión, activan la segregación de la molécula que actúa internamente contra el dolor: la endorfina, que por definición de Wikipedia sería:

«Las endorfinas (del griego “ενδο” significando “dentro” (endogeno, en griego: ενδογενής, “proveniente de dentro”) y morfina, de Morfeo, en griego: Μορφέας, el dios de los sueños en la mitología griega, por lo tanto ‘endo(genous) (mo)rphine’) son péptidos opioides endógenos que funcionan como neurotransmisores.1 Son producidas por la glándula pituitaria y el hipotálamo en vertebrados durante el ejercicio,2 la excitación, el dolor, el consumo de alimentos picantes o el consumo de chocolate, por ejemplo, el enamoramiento y el orgasmo,3 4 y son similares a los opiáceos en su efecto analgésico y de sensación de bienestar.

El término endorfina implica una acción farmacológica análoga a la actividad de los corticoesteroides o la morfina por una sustancia originada endógenamente.

Una vez más vemos cuán perfecto es nuestro cuerpo y que, lamentablemente, aún estamos por conocer en profundidad. A través de una alimentación sana, algo de ejercicio físico y unos minutos de meditación podemos tomar las riendas de nuestra vida y gozar de una salud de hierro.

Anuncios

3 comentarios el “Nuestra morfina interna contra el dolor: La endorfina

  1. Em sembla molt interessant, a partir que Joan m’ho va explicar intento fer-ho cada nit i la veritat em sento millor, molt més relaxada. Gràcies

  2. Pingback: Estudio médico demuestra que el ejercicio físico reduce riesgo de muesrte por cáncer | Convergencia Armónica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s